Ofreciendo una preparación fiel a hombres llamados al Ministerio de la Palabra para el servicio de la Iglesia del Señor Jesucristo y en las misiones en el mundo, de manera presencial y online.

ADMISIONES

Seminario Reformado de las Américas

Acerca de Nosotros

El Seminario Reformado de las Américas busca ofrecer una preparación fiel a hombres llamados al Ministerio de la Palabra para el servicio de la Iglesia del Señor Jesucristo y en las misiones en el mundo.

Las Escrituras enseñan que “la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Rom. 10:17 RV60). Por esa razón, estamos persuadidos de que la gran necesidad que nuestra región tiene es la de predicadores fieles, dispuestos a proclamar la Palabra de Dios, con el fin de edificar al pueblo del Señor en su búsqueda de glorificarlo en todas las áreas de la vida.

El Seminario Reformado de las Américas es un ministerio del City Seminary en Sacramento, U. S. A., que busca proveer de una educación rigurosa y accesible para aquellos interesados en prepararse para el Ministerio de la Palabra en español.

Si te sientes llamado por Dios al Ministerio de la Palabra y deseas un lugar donde ser formado desde una perspectiva Reformada, que busca servir a Dios desde todas las esferas de la vida, el Seminario Reformado de las Américas es lo que buscabas.

¡Que el Señor sea bendiciendo tu decisión y nuestro ministerio!

Visión

La convicción del Seminario Reformado de las Américas es que los hombres interesados en el ministerio de la Palabra puedan ser entrenados y preparados fielmente sin tener que trasladarse a otra área o país. La necesidad de desarraigarse de la familia, incurrir en deudas sustanciales o estar separado de la iglesia de origen ha demostrado ser una carga demasiado grande para muchos que están calificados para servir como ministros.

En el Seminario Reformado de las Américas, queremos que la educación de seminario sea lo más accesible posible para el mayor número de estudiantes. Creemos que Dios nos ha llamado a ministrar a las iglesias de lengua española de esta manera. Nuestro objetivo es proporcionar una educación de seminario teológico clásico para candidatos ministeriales y ofrecer educación teológica continua para aquellos que ya están activos en el ministerio.

Nuestra meta es ministrar a todos aquellos dentro de la Iglesia que buscan mejorar su conocimiento y habilidades teológicas, ofreciendo una formación reformada distintiva para aquellos que buscan más particularmente servir en cuerpos eclesiásticos reformados y presbiterianos.

Objetivos

La primera de estas metas se persigue mediante el desarrollo de una comunidad de pastores y maestros que buscan juntos el significado de la Escritura y su interpretación para la vida humana, y la provisión de instalaciones para la investigación teológica.

La instrucción incluirá, pero no se limitará a, lenguajes bíblicos, historia y exégesis, teología bíblica y sistemática, historia de la iglesia, misiones, preparación y predicación de sermones, ministerio pastoral y plantación de iglesias, así como otros cursos de naturaleza práctica para ayudar y preparar candidatos para el ministerio y el evangelismo.

El segundo objetivo es la provisión de capacitación teológica adicional para hombres ya ordenados al ministerio del Evangelio, así como para otros oficiales y miembros de la iglesia, utilizando los recursos de la institución para atender las necesidades continuas de las iglesias en de habla española. La instrucción pastoral incluirá los frutos de estudios bíblicos, teológicos, apologéticos, históricos y prácticos.

Aquellos que actualmente sirven en el ministerio también se beneficiarán, junto con los nuevos estudiantes, de la instrucción en «practicar la paz de la iglesia», es decir, aprender a lidiar con los conflictos en la iglesia local de una manera bíblica y que honre a Dios.

Para aquellos que buscan un énfasis distintivamente reformado, varios cursos proporcionarán una educación completa en confesiones reformadas y política eclesiástica.

CURSOS

PROFESORES

PROGRAMAS ACADÉMICOS

Posiciones Teológicas

Lo que creemos

El cristianismo es más que una experiencia religiosa o un sentido de lo divino. Involucra fe en la verdad de las Escrituras y la obediencia que resulta de tal fe. La verdad se nos comunica de diversas formas en la Biblia, pero el resultado es un conjunto de enseñanzas que proporcionan el contenido de lo que creemos. El carácter de cualquier institución de educación superior estará determinado por su visión de la verdad y la autoridad, así como por las implicaciones de ambas. La facultad promete públicamente cada año ser fiel a la infalible Palabra de Dios y a las normas de la ortodoxia protestante.

Apologética Presuposicional

La perspectiva que defiende este punto de vista de la autoridad bíblica fue presentada con más habilidad por el difunto Dr. Cornelius Van Til. Si bien se estudiarán otros enfoques apologéticos, el estudiante debe ser consciente de que el enfoque apologético de Van Til caracterizará el curso de instrucción en todo momento. No comenzamos con el hombre, la ciencia, la razón, la geología, la experiencia, etc. Comenzamos con la presuposición de que Dios es Quien dice que es y que Su Palabra es la Verdad.

La autoridad bíblica: Nuestro estándar final

El Seminario Reformado de las Américas cree y afirma que la Palabra de Dios es inerrante, inspirada, infalible y salida por la “boca” de Dios. Como tal, el mensaje de la Biblia es tanto conocible como enseñado, lo que requiere que “escudriñemos las Escrituras todos los días”. En otras palabras, la fe puede (de hecho, debe) ser estudiada y enseñada tanto proposicional como sistemáticamente.

Ponemos nuestra confianza y fe solo en Cristo: en Su persona, obra y Palabra. La Biblia y solo ella, como la Palabra de Cristo, es nuestro estándar final para todo lo que creemos y hacemos. Ella es inspirada por Dios y por lo tanto es la autoridad absoluta como verdad, inerrante e infalible en todos los asuntos, incluida la historia y la ciencia. Todo el consejo de Dios en las Escrituras es nuestro estándar en cada área de la vida y del pensamiento. Debido a que la Palabra de Dios tiene autoridad, nuestro caminar cristiano puede y debe basarse en la doctrina cristiana, con el fin de que lo que dice la Biblia tenga consecuencias en la vida de los creyentes, iluminando su camino en cada área de la vida.

Ver programas académicos

REALIZA TU DONATIVO Y AYÚDANOS A CUMPLIR CON ESTE PROPÓSITO EDUCATIVO

DONACIONES

Creencias fundamentales del cristianismo evangélico protestante

El Seminario Reformado de las Américas, comprometido con las doctrinas históricas de la Reforma (específicamente los Cánones de Dordt, la Confesión Belga y el Catecismo de Heidelberg), también encuentra dentro de esas doctrinas la necesidad de una mayor catolicidad (unidad) entre aquellos que confiesan a Cristo en nuestra época. Debemos exigirnos unos a otros adherencia a las cosas que «con toda seguridad creímos entre nosotros», reconociendo al mismo tiempo que no tenemos una unidad práctica completa en la Iglesia moderna.

Aquellos provenientes de diferentes énfasis teológicos encontrarán en el Seminario Reformado de las Américas una educación clásica en la teología de la Reforma que servirá como una base firme, independientemente de las diferencias denominacionales. Pueden inscribirse estudiantes de cualquier cuerpo protestante ortodoxo (bautista, metodista, presbiteriano, no confesional, etc.) siempre que puedan dar fe de las siguientes creencias:

  • La autoridad, infalibilidad e inerrancia de las Escrituras

  • La Trinidad

  • La plena deidad y humanidad de Cristo

  • La naturaleza caída del hombre

  • La expiación sustitutiva y la resurrección corporal de Cristo

  • Salvación solo por fe en Cristo solo

  • El futuro regreso físico de Jesucristo

Herencia

La reforma protestante.

La reforma del siglo XVI fue una época de gran crecimiento espiritual y renovación en la Iglesia. Mientras las fuerzas del catolicismo romano se reagruparon durante la contrarreforma, las ciudades y las naciones pasaron en masa a las prácticas más simples y puras de la iglesia «reformada». Los principios básicos de la Reforma se resumieron en el estribillo «Sola Fides, Sola Gratia, Solus Christus, Sola Scriptura»: solo fe, solo gracia, solo Cristo, solo Escritura.

Los reformadores apelaron a la autoridad de las Escrituras más que a las tradiciones de los hombres. Vieron solo a Cristo como su Mediador, sin buscar mediación en un sacerdote terrenal. Afirmaron la salvación por gracia, mediante la fe, y negaron la doctrina predominante de la salvación por obras. Durante siglos, estas doctrinas fundamentales caracterizaron la confesión de la mayoría de los protestantes.

Esta iglesia «reformada» original, sin embargo, pronto comenzó a fragmentarse en el mosaico denominacional que vemos hoy. Algunas ramas comenzaron a identificarse con reformadores individuales, como, por ejemplo, Lutero. Otros enfatizaron formas de gobierno, com el «presbiterio» o «episcopado». Sin embargo, otros tomaron su nombre de prácticas distintivas, como, por ejemplo, el modo de administrar el bautismo.

El Seminario Reformado de las Américas tiene su linaje en el «tronco» de la Reforma y, como tal, se encuentra en una posición única para patrocinar la oportunidad de educación teológica para todas las ramas del protestantismo al enfatizar sus principios fundamentales. Después de obtener una sólida educación teológica básica, algunos estudiantes pueden desear completar su preparación para servir en un cuerpo eclesiástico particular pasando un corto tiempo en un seminario denominacional. De hecho, esto puede ser requerido en algunos cuerpos denominacionales.

¡Que el Señor sea bendiciendo tu decisión y nuestro ministerio!

Seminario Reformado de las Américas

Aplica Ahora